Cilantro: Lo amas o lo odias

 

El cilantro proviene del este de Europa, y desde que llegó a esta parte del mundo fue muy bien recibido. La mayor parte de los países latinoamericanos, lo utilizan como ingrediente principal en su cocina. Guisos, sopas, mojitos, salsas… En fin, podemos darle el toque final a cada plato con esta hierba (especia).
 
Desde mis principios en la cocina, el cilantro ha sido uno de mis ingredientes favoritos. Su aroma y su sabor inigualable me cautivaron y hasta ahora lo utilizo en cada nueva creación. Considero que es una de las especias más versátiles de nuestra cocina.
 
Por eso me sorprendió mucho saber que hay personas que lo detestan. Hasta a la famosísima chef norteamericana Julia Child le repugnaba el olor y el sabor del cilantro. Hay quienes dicen que sabe y huele a jabón… Y no es para menos, ya que el cilantro comparte ciertos componentes químicos con dicho producto.
 
Me parece que esta aversión al cilantro es mayormente cultural. Aunque es oriundo de Europa, por ejemplo, no es utilizado allí. En tiempos medievales sí utilizaban la hoja y la semilla, pero en la “evolución” de la cocina europea su uso fue desapareciendo.
 
En fin, mientras una parte del mundo se pierde las maravillosas creaciones culinarias que pueden prepararse con esta hojita tan aromática, nosotros no sabemos cómo sería nuestra cocina sin ella.

5 Comments

Comments are closed.