Todavía en nuestra cocina…

 

El primer libro de cocina puertorriqueña fue escrito en 1849. Hasta el día de hoy, no se sabe quién fue el autor de El cocinero puertorriqueño, una joya indiscutible para Puerto Rico y sus principios gastronómicos. Una muestra de los inicios del sentido de identidad como pueblo puertorriqueño. Se entiende que en ese momento solo llegó a leerlo un sector muy reducido de la sociedad, entiéndase, cocineros y profesionales, amas de casa y algún otro interesado con el suficiente poder adquisitivo para obtenerlo. En este libro se pueden encontrar recetas de nuestra comida de esa época, además de un sinnúmero de recetas de todo el mundo.
 
No fue hasta el 1950, casi 100 años después, que surgió otro recetario dirigido especialmente a la mujer puertorriqueña ama de casa: Cocine a su gusto. Berta Cabanillas, Carmen Ginorio y Carmen Quirós, fueron cómplices en darle forma a este escrito. Siendo maestras egresadas del programa de Economía Domestica de la UPR, conocían un poco más acerca de otros aspectos importantes a tomar en cuenta en la preparación de los alimentos. Recetas de escritos anteriores,  sabores que recordaban de su niñez y la experiencia que tenían en el tema, hicieron que este libro no solo fuera un recetario sino una guía completa para la mujer ama de casa.

 

 
Más o menos para la misma fecha, Carmen Aboy de Valldejuli hacia lo propio con su libro Cocina Criolla. Valldejuli, proveniente de una familia adinerada,  no sabía nada de cocina al casarse. Fue entonces que hizo esa recopilación de recetas para poder cocinarle a su familia, ya que se había ido a vivir fuera del país. Estas recetas, que generalmente fueron de las cocineras de su casa, dieron paso al libro que más tarde publicó y que, todavía, después de varias ediciones, muchos puertorriqueños conservan en la cocina.
 
En mi cocina está la duodécima edición del año 1967 de Cocina Criolla. Una verdadera reliquia de nuestra Julia Child (como la llaman muchos) que ha pasado de generación en generación, pero que todavía sigue siendo el libro de consulta para las recetas típicas para ocasiones especiales. En mi caso, son modificadas “un poco” para simplificar algunos pasos y ganar tiempo en la cocina.

17 Comments

  1. Te vas a reir pero en casa todavia tengo el de Friendo y Comiendo de Cosme y Bizcocho. El pobre libro esta que no da para mas pero no lo voy a botar.

  2. Tengo varios pero el más viejo es el de "Cocine a Gusto" en edición oroginal de 1950. Este le pertenecía a mi suegra!! Una reliquia que tengo que volver a encuadernar rush!!!

  3. Mi esposo es gringo pero le encanta la comida latina y como tambien cocina, tiene entre sus favoritos el de Cocina Criolla que fue escrito por una Boricua… A mi me encanta pq la cocina de PR y la de RD es muy parecida y me recuerda a mi mami 🙂

  4. Pues yo no tengo ni un solo ibro de cocina. Pero me encanta hacer las recetas de Giovanna cuando dispongo de algo de tiempo para cocinar, aunque el libro de la Valldejuli me lo han recomendado muchísimo. Mi pasión son los postres y no la cocina,pero me gustaría mejorar un poquito mi sazon 😉

  5. Wow! Que recuerdos me trajo este post. Mami es de Venezuela, se fue a estudiar a la UPR y termino con maestria y marido. Ella no sabia cocinar nada de nada y Abuelo le enseño a cocinar las tres cosas que a Papi mas le gustaban – arroz, carne con papas y zanahorias, bistec y pernil. Creci en Venezuela y siempre viendo el libro de Cocina Criolla en la casa. Mi hermana seguia la receta de bizcocho de ahi. Cuando me case Mami me regalo este libro, lo tengo y siempre que lo veo me trae gratos recuerdos.

  6. Me puedes creer que soy coleccionista de libros y revistas de cocina desde adolescente y no tengo ninguno de esos… Mi revista mas vieja es "Postres de aquí y de allá", una edición especial de Vanidades del 1970 y el que le sigue es La Cucina Italiana del 1977, los herede hace tiempo!!

  7. Yo tengo el de Cocine a gusto y el de Cocina Criolla (edicion 32, 1977). Ambos eran de mi mama pero se que mi abuela tambien los tiene. Esos deben ser un poco mas viejitos 🙂

Comments are closed.