Thursday, September 27, 2012




Mantener nuestra casa limpia es uno de los retos más importantes del diario vivir. Con el poco tiempo que nos resta necesitamos alguna ayuda para agilizar las tareas del hogar. En mi casa nunca faltan estos cuatro productos maravillosos de S.C Johnson: Windex® Multi-surface Antibacterial, Pledge® Lemon Clean, Scrubbing Bubbles® Foaming Bathroom Cleaners, y Shout® Trigger Triple-acting Formula. Este es mi secreto para tener mi casa limpia, desinfectada y que me sobre tiempo para disfrutar con mi familia.

Uno de mis productos favoritos es el Shout® Trigger Triple-acting Formula, ya que tengo dos chicos que llegan de la escuela la mayoría de las veces con sus camisas manchadas. También lo utilizo para mis delantales de cocina y los paños que utilizo cuando cocino. Los ingredientes de Shout®    hacen que este penetre rápidamente en la ropa y remueva las manchas difíciles. Lo más importante es que lo puedo usar en ropa de cualquier color y trabaja con cualquier temperatura de agua.




El Windex® Multi-surface Antibacterial es un producto muy versátil, es por eso que lo uso para limpiar la mayoría de las áreas  de la cocina. Además de dar brillo en las superficies lisas, limpia y mata el 99% de las baterías del hogar. Mi estufa, microondas y la mesa de stainless steal, en fin, mi cocina BRILLA MÁS con Windex® .También lo utilizo para los cristales y espejos del resto de la casa. Windex® Multi-surface Antibacterial está disponible ahora en un nuevo empaque.



Otro producto de mi “equipo de limpieza” lo es el  Pledge® Lemon Clean. Este producto además de limpiar y dar brillo a los muebles de madera, los protege de manchas de agua y sucio. También quita el polvo de la superficie y contiene Allergen Trappers®. Pledge® es muy fácil y rápido de usar, dejando un refrescante aroma a limón. Solo agitas, spray y pasas un paño y ¡listo!



Algunas veces (la mayoría) necesito una pequeña ayudita para llegar a esos lugares incómodos de limpiar en el baño. Scrubbing Bubbles® Foaming Bathroom Cleaners es el mejor ayudante que puedo tener ya que además de expandir su espuma para llegar a esos sitios imposibles, mata el 99% de las bacterias que causan el mal olor en mi baño. Remueve fácilmente los residuos de jabón, las manchas de agua y el sucio de bañeras, duchas, losetas de cubiertas de cerámica, vinil y stainless steal. Y adivinen ¿qué?...Todo esto sin tener que estregar. Scrubbing Bubbles® lo hace todo por ti.

Te invito a que te des una vuelta por el nuevo site Disfruta tu Hogar, en donde pronto podrás descargar cupones de descuento para estos productos. Allí también podrás leer más información acerca  de estos cuatro productos. Entra y ¡Disfruta tu Hogar!


This is part of a sponsored campaign with S.C. Johnson and Latina Mom Bloggers. However, all opinions expressed are my own. #DisfrutatuHogar 

Sunday, September 23, 2012



                                                          © Kahtavi | Dreamstime.com  


Cenar juntos alrededor de la mesa es una hermosa tradición que poco a poco, por el tren de vida que llevamos, se está perdiendo. Recuerdo que desde pequeña por lo menos una de las comidas diarias la hacíamos juntos en familia. Ya fuera en casa de mis padres o en casa de mis abuelos u otro familiar, era muy gratificante sentarse en ese momento de tomar los alimentos para recordar viejos tiempo, contar anécdotas o simplemente compartir con el resto de la familia cómo nos fue durante en día.

Es triste ver que ya muchos no practican esta costumbre, a veces por falta de tiempo o simplemente por falta de interés. Considero que la tradición de sentarnos a la mesa con nuestros hijos es uno de los legados más importantes que podemos dejarles para el resto de sus vidas. Poderles satisfacer sus antojitos de vez en cuando y ver sus caras de satisfacción diciendo: ¡Gracias Mamá! no tiene precio. Esos son los recuerdos, que aunque creamos que no, nuestros hijos vivirán toda la vida con ellos. Ellos tratarán de alguna u otra forma, ya de adultos, proseguir con la tradición.

No dejemos que el desánimo, la dejadez y la falta de tiempo se apoderen de nuestra mesa. Hagamos un espacio en nuestra agitada rutina para compartir en familia el desayuno, el almuerzo o la cena.

¿Qué tal si retomamos esta tradición aunque sea un solo día en la semana? En poco tiempo, verán que sus hijos se acostumbrarán y muchos de ellos (como los míos)  exigirán ese preciado momento de estar todos juntos en la mesa. Parece una tontería, pero estos pequeños detalles ayudan en la formación de nuestros chicos.

Monday, September 3, 2012


Como ya saben, una de mis comidas favoritas es la mexicana. Me encantan esos sabores únicos de chile, cebolla, cilantro y del maíz, por supuesto. Por eso con frecuencia visito nuevos lugares que satisfacen mi paladar con esta sazón.


Hace varios días visité el restaurante Bartola en Miramar. El acogedor local está decorado muy ingeniosamente con diferentes artículos “retro” en sus paredes. La cocina es abierta, así que desde cualquier punto del salón puedes observar al chef preparar la comida. También tiene unos stools para que uno pueda sentarse y observar de cerca.


De aperitivo, ordenamos un clásico de los restaurantes mexicanos: queso fundido con chorizo y jalapeño, del cual no soy muy amante pero por decisión “unánime” de mi compañía esa tarde tuve que transar. ¿Qué les puedo decir? Primero me encantó la presentación de este aperitivo, ya que los ingredientes estaban muy bien acomodados. El chorizo parecía estar sofreído antes de ponerlo sobre el queso derretido pues estaba crujiente. Las rajitas de jalapeño fresco le daban el toque spicy que esperaba.



El menú no es muy extenso, pero sí se me hizo un poco difícil  escoger mi plato principal ya que en la sección de los tacos decía que la tortilla de maíz es hecha en la casa. Al fin pude ponerme de acuerdo con mi pareja para que ordenara tacos y yo “huarache”.  Los tacos se pidieron de “alambre”, carne de res cocida con pedacitos de tocineta y cebolla. Estaban deliciosos. La tortilla hecha en la casa realmente hace la diferencia.

El huarache es una tortilla preparada con harina de maíz, pero queda más alargada y gruesa que la tortilla que regularmente conocemos. Por su forma parece una sandalia, de ahí el nombre huarache, término utilizado en México para nombrar este tipo de calzado. Les puedo decir que es un plato espectacular. La masa, preparada a mano, queda tostadita por fuera y suave por dentro. Encima lleva una base de refritos, carne al pastor, cilantro y cebolla. La carne al pastor estaba muy bien sazonada.


La experiencia en general fue excelente. Los meseros fueron muy atentos y serviciales. El ambiente relajado y la comida, simplemente exquisita. Bartola Cocina Mexicana está ubicado en la avenida Ponce de León 701, Suite 108, en el Edificio del Centro de Seguros. El restaurante no se ve desde la avenida, queda por el lado de este edificio y cuentan con valet parking. Para más información, visiten su página en Facebook: Bartola Restaurante
 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff