¿Tradición en peligro de extinción?

 
Cenar juntos alrededor de la mesa es una hermosa tradición que poco a poco, por el tren de vida que llevamos, se está perdiendo. Recuerdo que desde pequeña por lo menos una de las comidas diarias la hacíamos juntos en familia. Ya fuera en casa de mis padres o en casa de mis abuelos u otro familiar, era muy gratificante sentarse en ese momento de tomar los alimentos para recordar viejos tiempo, contar anécdotas o simplemente compartir con el resto de la familia cómo nos fue durante en día.
 
Es triste ver que ya muchos no practican esta costumbre, a veces por falta de tiempo o simplemente por falta de interés. Considero que la tradición de sentarnos a la mesa con nuestros hijos es uno de los legados más importantes que podemos dejarles para el resto de sus vidas. Poderles satisfacer sus antojitos de vez en cuando y ver sus caras de satisfacción diciendo: ¡Gracias Mamá! no tiene precio. Esos son los recuerdos, que aunque creamos que no, nuestros hijos vivirán toda la vida con ellos. Ellos tratarán de alguna u otra forma, ya de adultos, proseguir con la tradición.
 
No dejemos que el desánimo, la dejadez y la falta de tiempo se apoderen de nuestra mesa. Hagamos un espacio en nuestra agitada rutina para compartir en familia el desayuno, el almuerzo o la cena.
 
¿Qué tal si retomamos esta tradición aunque sea un solo día en la semana? En poco tiempo, verán que sus hijos se acostumbrarán y muchos de ellos (como los míos)  exigirán ese preciado momento de estar todos juntos en la mesa. Parece una tontería, pero estos pequeños detalles ayudan en la formación de nuestros chicos.
Foto: © Kahtavi | Dreamstime.com

27 Comments

  1. Muy bueno! Mi esposo y yo desde que nos casamos tenemos un trato de que todos los viernes tenemos una cena especia. Si no hay mucho presupuesto, compartimos un plato o cocinamos alguito en la casa, pero los viernes es para cenar en familia.

  2. Así es Glory. El tren de vida que tenemos hace que muchas familias perdamos esa hermosa tradición. He intentado enseñarle a mi bebo pero es más lo que corro detrás de él que el tiempo que estamos todos sentados y tranquilos en la mesa.

    Seguiré enseñándole porque quiero que disfrute esa tradición tanto como lo hice yo.

  3. Me encanto tu post! En mi niñez siempre nos sentábamos todos a la mesa no solo en la cena , sino en todas las comidas… Mis padres siempre nos enseñaron que debíamos comer juntos, y como bien dices conversar en familia… costumbre que sigo manteniendo con mi esposo todos los días. Por suerte él también trajo la misma costumbre de Argentina:)

  4. En casa procuramos sentarnos en la mesa siempre que nuestros hijos vienen de la universidad, no solo para la cena sino también para el desayuno, preparando sus antojitos especiales y participando de una buena sobremesa que nos da la oportunidad de escuchar todo lo que tienen para contar!! Me encanta tu entrada. Comparto tus ideas y a mí me han dado un extraordinario resultado. Un besito.

  5. Nosotros siempre acostumbramos a nuestro hijo a sentarnos a la mesa a comer. Es nuestro momento de compartir y hablar de como nos fue el dia. Algo tan sencillo es bien significativo y mantiene la union familiar que es bien importante.

  6. No siempre podemos sentarnos todos junto ya que mi esposo viaja continuamente, pero cuando esta siempre lo hacemos y nos ponemos al dia. Mientras tanto mi hija y yo si nos sentamos juntas y repasamos los acontecimientos del dia!

  7. Es una tradición muy importante pero lamentablemente cuando los hijos van creciendo se pierde un poco. Ahora que mis hijos asisten a la universidad y trabajan se nos hace más dificil cenar juntos por los diferentes horarios que cada una lleva. El dia que "todos" nos juntamos es una locura total, pero muy divertida.

  8. Es algo tan importante, me encanta tu post porq creo firmemente que la mesa mejor dicho las comidas que se comparten en familia son elementos importantes para fomentar valores unión y comunicación. Muchas gracias

Comments are closed.